jueves, 29 de marzo de 2018

plush

después de noches como la de ayer me termino preguntando si puedo amar de verdad si me siento tan rota a veces. y la respuesta está, supongo, en que este año no pasó en vano, y amé mucho, y amo más ahora. amo de una forma distinta, y si bien no puedo decir que es otra persona la que ama, soy yo y soy ambas en distintos momentos. y aunque duela a veces, amo con todas las fuerzas que tengo.

miércoles, 28 de marzo de 2018

pretend

creo que casi va a ser un año, desde la última vez que te vi en carne propia. ha sido un año en el que he tratado de tomar orgullo en mi decisión, en la tozudez con la me convencí de que no me importaba nada ya. recuerdo que, cuando me preguntaste si iba a dejar de estar enojada alguna vez, respondí: "cuando deje de estar enojada, es porque ya va a haber dejado de importarme". supongo que lo imaginarás, pero todavía estoy enojada. y hay días en que lo estoy más, y hay días en que solo te recuerdo como una sombra, una mirada, una mentira. hay veces que siento que estoy a solo pasos de mi paz, de dejar ir el recuerdo como si lo hubiese inventado, y hay veces en que creo que voy a enloquecer, que no puedo tragar lo que pasó y que me siento como un juguete abandonado. las veces que no logro comprender que el espacio que ocupan las personas en tu vida y que me negaste al punto de la ridiculez, las veces que siento que me usaste con pretextos añejos, las veces que la incongruencia fue demasiada y los argumentos demasiado débiles frente a las acciones. las veces que quise verte arder, fueron las mismas veces que entendí que prenderte fuego era matar algo que todavía no creo poder dejar ir. de esas veces, hubo unas cuantas que me planteé como un salto al agua: a veces hay que dejar de escuchar a la voz que tiene miedo y escuchar a la que necesita talar para poder volver a plantar. escuchar la que dice que lidiaré con las consecuencias más tarde. recuerdo también cuando llegaste asustado a hablarme, temiendo que quisiese arruinarte como muchas veces lo pensé. si leyeses esto, temerías de nuevo? si supieras las veces que he estado a centímetros de romperlo todo...

un año después, estoy tan cansada. cómo se parcha un corazón sin respuestas, sin ayuda, en absoluto silencio? caminando tanto tiempo con la astilla en mi piel, evitando que mi cuerpo la integre, pero siendo incapaz de removerla. qué tengo que hacer para avanzar, en cualquier sentido, que me aleje de esta sombra? cuantas veces he de romper lo que se esfuerza por mantenerse intacto? 


sábado, 17 de marzo de 2018

oveja negra

"My agitated mind 
Is such a mess 
It couldn't get worse 
A fire sparks at my feet 
It spreads like the wind blows 
Engulfing the city in a roar of smoke 

Someday, surely 
I'll be able to get along with everyone 
The boy who had such a dream
Was that me? 

There's not a single person 
Who'll honestly call out to me
As I listened to the sirens 
At long last I understood 

Faces and shapes and hearts, everything 
Is simply distorted 
Even if I knew any kind words 
I can't remember them 

After I left 
Peace returned to the town 
It was wonderful 
To dream for so long 
But I won't return" 

jueves, 8 de marzo de 2018

algunos días son dificiles incluso sin nada en ellos: especialmente porque no hay nada en ellos

a las ocho y veinte, el dolor de guata me volvió a despertar. las almohadas nuevas son muy grandes para mi y el dolor muscular, una mezcla de agotamiento, menstruación y hambre me mantuvieron despierta. a las 9 me fui a duchar, solo para no gastar confort en la sangre que tenía entre las piernas. pensé en qué ponerme para ir al taller, y mientras lo hacía, revisé el horario. no era a las 11, era a las 15. las horas empiezan a correr de a poco. lento al principio, luego cada vez más rápido. pasado el medio día, me confirman que no habían más cupos en el taller. siento en el fondo del estómago la pesadez que implica: casi 6 horas hasta la próxima salida. puedo salir antes por comida. puedo salir antes a pasear. pero el peso me mantiene en el suelo, y la angustia empieza a subir. las horas siguen pasando. me corto el pelo. me baño una segunda vez durante el día. me pongo los bonitos aros de flores doradas, pensando en ir a la marcha con ellos. me pregunto si no vienen al caso. la música que llevo un rato escuchando me molesta. no hay nada que pueda poner a cambio. el día se despeja. la marcha se ve cada vez más lejana, más ajetreada, más llena. más larga. más incaminable. cada vez tengo más hambre, y ya no puedo distinguir entre el dolor de una cosa y la otra. lo que era angustia ahora es cercano al pánico. me tiemblan las manos y quisiera romper cosas. quisiera sacarme los brazos. ya no quiero seguir mirando esta pantalla, pero tengo miedo de mirar a los lados. tengo miedo del ruido de la calle. quiero esconderme de todos pero si me quedo en este lugar, me voy a morir. tengo que salir de aquí y no logro pensar donde. 

al final, no hay respuesta. ya no quiero arrastrar a nadie. con lo que tengo de fuerza, voy a arrastrarme los propios pies, al lugar que sea.

-

odio el curso ininterrumpido del mundo
necesito replegarme

domingo, 4 de febrero de 2018

do you think there are pains that never leave us?

cada vez que puedo, ordeno un poco las demasiadas fotos que saco con el celu y que vacío desordenadamente en mi escritorio del pc. aprovechando los días en Serena, abrí el disco duro dispuesta a borrar las cosas que, como alguien me recordó hace poco, probablemente todavía seguían ahí. entre todo el desorden, me costó dar con ellas, pero una vez que fui repasando las carpetas, me inundó una sensación horrible de pena y arrepentimiento. de desear que mis recuerdos hubiesen sido otros, que mi vida durante esos años hubiese sido distinta. de no haberme dejado caer de esa forma. al mismo tiempo, en fotos y videos hay muchos buenos recuerdos, y de cierta manera, siento que la Carla pequeña y errante de esos años no hubiese tenido más opción, no hubiese sabido hacer nada más. no supo. me hizo pensar, también, que hay dolores como estos que nunca se van, son malas decisiones irreversibles, eternas, inalterables, en tanto son lo único que sí fue, el único de infinitos caminos que tomé y que es el que me trajo hasta acá. pensé que en mi mente hay cicatrices tan feas, y es maravilloso que no puedan verse desde afuera. pensé que el arrepentimiento no iba a terminar de doler jamás, e iba a pesarme hasta que me muera de vieja o de enferma o me atropelle un auto. hasta que me topé con unas fotos, luego con unas cartas... que no recordaba en absoluto. las revisé, y estrujé mi mente en pos de esos recuerdos. al momento de escribir esto, creo que es seguro decir que esos recuerdos ya no existen. mientras más cosas borraba, más me encontraba con cosas que no recordaba, o no me importaban lo suficiente para recordar. es probable que en algún momento si me importase, y por ese motivo las hubiese guardado. pero ya no. y creo que, si bien han pasado ya un par de años, y quizás la porción de cosas que olvidé no sea tan grande en relación a la que recuerdo, me hace pensar que va a llegar un punto en donde mis decisiones van a ser nada o todo, van a ser el piso en el que camino y no el peso que encorva mi espalda.


A door is always open if it isn't closed
And a plant is said to be dead if it doesn't grow

I'll grow
I will grow