viernes, 21 de diciembre de 2012

sábado, 15 de diciembre de 2012

Bitácora de la Capitana

La capitana no tiene nada interesante que reportar hoy día, al igual que el resto de los días de su vida. La calma es simplemente alarmante.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Buenos días

Enfrentando la vida con todo el carerrajismo posible, como dijeron por ahí, puedo decir que

Hoy día va a ser un buen día.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

No tengo mucho que decir

Estoy un poco agotada y

tengo un poco de miedo

no quiero que las cosas mejoren solo para empeorar después

tengo miedo
no sé qué va a ser de mi. 

lunes, 3 de diciembre de 2012

Creo que Diciembre no es mi mes.

Empecé a escribir una entrada que rezaba en la primera línea "Aunque lo haga con una frecuencia casi ridícula, no me gusta llorar". Traté de seguirla, pero en realidad no llegó ninguna idea a buen puerto; más que nada, por que es mentira. Es verdad que me da un poco de vergüenza llorar al frente de las personas, y que cuando lloro sola en mi casa me da vergüenza pasar por al frente de espejos, y que cuando estoy llorando odio que me abracen, porque lloro más y me acaloro y me vuelvo una plasta de llanto, mocos, sudor de cara y pelo enredado. Sin embargo, en momentos como este, si no llorara, yo creo que simplemente ya estaría tirándome a las ruedas de alguna micro. Después de un día de ansiedad y angustia, después de quedarme viendo una película extraña en el I-Sat, de escuchar una lista de canciones romanticonas y deprimentes, y  de haber evitado cada estímulo físico que me haga sentir peor; después de todo, el llorar sola a destajo es terriblemente relajante. No como que sea algo exactamente bueno, pero siento como si ya hubiese llorado suficiente por hoy; puedo irme a dormir tranquila, con los ojos palpitantes y las piernas un poco adoloridas por el frío. No voy a tener malos sueños, no voy a despertarme a las 4 de la mañana. Solo voy a dormir y voy a amanecer con un leve dolor de cabeza, y voy a tener toda la angustia enterrada en las ojeras. Puede que mañana sea peor, pero aunque sea la noche no va a ser tan mala. 

Aún así. Si pudiera no repetirse un día como este, lo agradecería, a quién fuera que tuviera que darle las gracias. 

psi-co-so-má-ti-ca

No creo que tenga este tipo de personalidad ni nada parecido, pero de repente me asaltó la idea de que, en recursos para mantener a raya la angustia, escaseo.