viernes, 21 de diciembre de 2012

sábado, 15 de diciembre de 2012

Bitácora de la Capitana

La capitana no tiene nada interesante que reportar hoy día, al igual que el resto de los días de su vida. La calma es simplemente alarmante.

jueves, 6 de diciembre de 2012

Buenos días

Enfrentando la vida con todo el carerrajismo posible, como dijeron por ahí, puedo decir que

Hoy día va a ser un buen día.

miércoles, 5 de diciembre de 2012

No tengo mucho que decir

Estoy un poco agotada y

tengo un poco de miedo

no quiero que las cosas mejoren solo para empeorar después

tengo miedo
no sé qué va a ser de mi. 

lunes, 3 de diciembre de 2012

Creo que Diciembre no es mi mes.

Empecé a escribir una entrada que rezaba en la primera línea "Aunque lo haga con una frecuencia casi ridícula, no me gusta llorar". Traté de seguirla, pero en realidad no llegó ninguna idea a buen puerto; más que nada, por que es mentira. Es verdad que me da un poco de vergüenza llorar al frente de las personas, y que cuando lloro sola en mi casa me da vergüenza pasar por al frente de espejos, y que cuando estoy llorando odio que me abracen, porque lloro más y me acaloro y me vuelvo una plasta de llanto, mocos, sudor de cara y pelo enredado. Sin embargo, en momentos como este, si no llorara, yo creo que simplemente ya estaría tirándome a las ruedas de alguna micro. Después de un día de ansiedad y angustia, después de quedarme viendo una película extraña en el I-Sat, de escuchar una lista de canciones romanticonas y deprimentes, y  de haber evitado cada estímulo físico que me haga sentir peor; después de todo, el llorar sola a destajo es terriblemente relajante. No como que sea algo exactamente bueno, pero siento como si ya hubiese llorado suficiente por hoy; puedo irme a dormir tranquila, con los ojos palpitantes y las piernas un poco adoloridas por el frío. No voy a tener malos sueños, no voy a despertarme a las 4 de la mañana. Solo voy a dormir y voy a amanecer con un leve dolor de cabeza, y voy a tener toda la angustia enterrada en las ojeras. Puede que mañana sea peor, pero aunque sea la noche no va a ser tan mala. 

Aún así. Si pudiera no repetirse un día como este, lo agradecería, a quién fuera que tuviera que darle las gracias. 

psi-co-so-má-ti-ca

No creo que tenga este tipo de personalidad ni nada parecido, pero de repente me asaltó la idea de que, en recursos para mantener a raya la angustia, escaseo.

domingo, 11 de noviembre de 2012

Debería volver a escribir todos los días.

No sé si ayude en algo y puede que de nuevo termine describiendo lo patéticos que son mis días, pero siempre pensé que tener diarios de vida como que ayudaba a la gente. A veces miro todas las páginas en las que paso, y mientras más sintético, mientras más corto y siemple sea lo que tienes que decir, mejor. Por eso siempre me gustó esto del blog, no es lo más rápido, moderno o interactivo, pero da todo el espacio que se pueda necesitar. Sísisisi día de publicidad (?)

Pensandolo así, hasta podría hacerme otro blog para escribir solo hueás del día a día, de esos que andan por ahí.... bueno, no sé. No me gusta mucho esto de hablar como sola, creo. No estoy segura.

gggg

No hay nada más asquerosamente común que llamarse a sí mismo 'especial'.

Tan agotador que es vivir por el otro, lo otro, la otredad- Me he vuelto a comer las uñas, después de todo lo que huevié cuando chica, de los esmaltes amargos y de las mañas que suplen, las heridas y la sangre en la cabeza y los polerones con botones en los hombros. Todo es como un retroceso, "la vida es cíclica" - no se trata de eso, en donde se tropieza con las piedras en la vida yo me estoy cayendo a la zanja, si es que no tirandome de cabeza. Hay que correr de este aburrimiento, del horror y del s i n s  e  n  t   i   d   o     por que después vas a llorar si no encuentras la vuelta atrás; vas a llorar vas a gritar vas a morirte. Y el día en que te mueras ya no va a importar nada solo por que no te vas a dar cuenta, ya antes no importaba pero tú, tú, tú y tu neurosis, el cabezazo con el edipo tu castración tus pulsiones tus mecanismos las promesas rotas y la simbiosis toda la mierda que tuviste que pasar todo te desesperó te despertó te hizo llorar te quemó los pulmones te ahogó y te secó 
 
conche-tumadre-queteníasueño-ayer

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Tengo dos minutos por límite de tiempo auto-impuesto para escribir algo antes de seguir estudiando para la prueba que tengo en un rato mientras me desangro y me duelo por el útero que se me está rompiendo despellejando y cayendo y la verdad no se me ocurre nada digno de ser escrito.

sábado, 13 de octubre de 2012

domingo, 7 de octubre de 2012

Y es triste verlo de esa manera.

A veces siento que me rodeo de personas planas, personas que no hablan, no piensan, tienen pequeñas opiniones, se contentan. Ven más sus límites que lo que pueden hacer respecto a ellos. Son como caballos, mirando solo hacia el frente.

Sin embargo, no puedo decir esto como una acusación. Puede que no sean así, puede las personas se comporten planamente conmigo, o puede que yo las vea de esta manera, por que puede ser que, la verdad, soy yo la que no tiene más que ofrecer, soy yo la que es un persona plana, mediocre, vacía.

Pequeñez

Este blog es la muestra exacta de lo que me esta pasando ahora.  Algo que me hacía tan feliz como escribir acá, ya ni siquiera tiene importancia.

Esta misma entrada se quedó en los borradores por un buen par de semanas.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Los cuentos no son escritos, se escriben solos. Caen como arena, por las manos de aquellas personas que tienen cosas metidas en la cabeza; que tienen tristeza, que tienen miedos, que tienen viajes o alegrías; no importa lo que tenga, son cosas que no se quedan adentro. Yo, al parecer, tengo las manitos malas, la verdad es que no me logra salir nada.

martes, 10 de julio de 2012

martes, 26 de junio de 2012

A veces pienso

que no tiene ni un sentido escribir acá, ni en ninguno de los otros blogs, no tiene sentido pensar todo lo que pienso, porque no pasa nada, porque todo sigue igual mientras las cosas se derrumban dentro de mi cabeza, no entiendo como funciona nada, no sé qué hacer, con nada, con nada, con nada.

martes, 1 de mayo de 2012

¿Dónde está esa comodidad? Sentirme tan protegida. Cuando no estás cerca, tengo que recordar qué era lo que me hacía sentir así, antes de conocerte [- antes de que me salvaras]. 

Después recuerdo que parte de esa comodidad, de ese sentirme en casa, esta unido irremediablemente a una melancolía cansadora, una melancolía que termina por tragarse mi liviandad. se me había olvidado que cada momento propio que tuve siempre terminaba irremediablemente añorando por momentos más felices. Solo recuerdos momento puntuales en que tenía alegrías que no desaparecían. Quiero salir a andar en bici cerca de mi casa, pasando por la carretera, respirando el aire fresco, escuchando soundtracks que parecen de autoayuda, sacando fotos a media carrera. Uno de los mejores días de mi vida. 

lunes, 16 de abril de 2012

domingo, 15 de abril de 2012

de repente

Me dan ganas de escribir harto, como antes. Y me dije, ahora mismo, ¿por qué no? "Porque estay llena de hueás que hacer" me respondieron las guías desde el borde de mi cama, "Porque en un rato te voy a ver muerta de sueño", me dijo el café frío encima del velador, "porque no has hecho una reverenda mierda en toda la tarde", me dijeron mis apuntes mal hechos desde la barrita de tareas. No es tanto, en realidad, pero puta que reclaman las cosas acá.

sábado, 14 de abril de 2012

¿Te acordai?

De cuando te gustaba escribir, cuando nos gustaba sentir como toda la basura se iba lentamente en los golpes de los dedos contra teclado. En estos días, me duele la mandíbula en la tarde; el calor, el sueño, la ansiedad, este colet que me hace doler en la coronilla, hacen que tenga un dolor de cabeza raro, de esos que no sabes si reírte, o llorar, o pintar o dormirte. Tenía ganas de escribir, en todo caso. Hace mucho que no lo hacía. Ni siquiera para mí, como el bloqueo ese del dibujante -no que lo hubiera sido, pero-, pero este es peor. Se me habrá pasado el otro entonces? Tengo que recordarme a mí misma, comprarme óleo, agarrar algún cartón viejo y ponerme a pintar. Me acuerdo de las pinturas que se me perdieron en el colegio, me da pena, porque eran de las pocas con las que había quedado contenta. Tengo que leer, pero la verdad no me está dando el ánimo. Esta casa me recuerda cosas, en su mayoría asquerosas. Los mismos días calurosos, esas nauseas, y el hambre, un hambre constante, abrasadora, pero que era como la forma perfecta de pasar la pena que estaba sintiendo en ese momento -pena que no se va, no se va-, sentimiento de mierda, satisfactorio. No quiero seguir jugando a las excusas ¿Nunca has hecho algo por que sí? Quiero dejar tanto límite, quiero ser, así no más. [Pero]. Hola, ¿ayúdame? Creo haberte pedido ayuda ya demasiadas veces. Hay cosas que amo de tí, no quiero hundirte, hay cosas que amo, sí ["sísisisi"], ya voy a encontrar la manera de que lo entiendas -por ahora da lo mismo-.
Creo que necesito con desesperación salir de aquí. No de aquí, pero de esto, de esta [imitación de] vida.


Me río sola de las cosas que pienso, son como chistes internos, pero en serio. Creo que a pesar de todo, tengo ánimos. Ya encontraré algo, por ahí.

jueves, 16 de febrero de 2012

domingo, 22 de enero de 2012

Siento que

Me quedé sin palabras, nada de lo que puedo decir ahora tiene sentido. Cuando llegaste corriendo a abrazarme, todos mis argumentos y mi lógica se invalidaron, ni siquiera tuve el tino de abrazarte de vuelta. Si miro tus ojos, si escucho tu voz o siento el calor de tu cuerpo, no puedo más. No me importa si es 14, si es el 21, si es nuestra primera cita o si cumplimos el año. Estás conmigo- no hay nada más que pueda querer.

lunes, 2 de enero de 2012

Por favor, que nunca se te olvide

que cuando peor estoy, es cuando más te necesito, cuando más necesito a mi novio que me escribía siempre en el muro, reblogueaba cosas bonitas en su tumblr, me mandaba mensajitos extraños. Mientras tanto, yo haré mi mejor esfuerzo, te lo prometo. Y que tampoco se te olvide, Matías, que te amo con mi vida. Que no se te olvide nunca.