miércoles, 27 de agosto de 2014

AGH

Tenía una entrada bonita que escribí en mi croquera cuando salí a la playa ahora en la tarde, pero ya no sé si ponerla. Me tiene chata esta hueá, me retuerce la guata, me siento super pendeja y no sé si me estoy tomando las hueás como debería.

martes, 26 de agosto de 2014

Hoy día

llegué una hora temprano a clases, y fue horrible.

[...]

Han pasado como, no sé, 5 horas de que escribí esto. Fui a mi primera clase del cursito de dibujo, y casi me ahogo en aire y ansiedad pero lo logré, sobreviví, y no solo eso, si no que me dijeron 'muy bien!'. Me sentí como si tuviera una carita feliz de tinta estampada en la mano. Tanto así, que a la salida me puse los audífonos y me compré al tiro un portaminas, con su respectivo carcaj de minas y una gomita. Por supuesto, inundada en el buen ánimo, me di una vuelta, vitrinié, hasta me dije a mi misma "anda al muelle barón a croquear!", cosa que califiqué de ridícula a penas volví a poner un pie fuera del Jumbo, por que por la chucha que tenía frío.

Para hacerla corta, me fui escuchando Los Campesinos, y una vez en casita, el hype se me fue a la mierda y solo encontré entre los parrafitos de esas canciones alegres, uno que dice muy exactamente cómo me siento ahora.

My year in lists -

Stomping on your fingers as you're clinging on to the abyss
So put on every winter coat that you've owned since '98
And every midnight sees the countdown to another awful day



miércoles, 6 de agosto de 2014

Me compré un diario

De esos con candado que no sirve, ahí en el casa ideas del centro de Viña. Es muy bonito, todo rojo con un dibujo bien simplecito de una matrioska o mamushka o como se llame; y en la parte de atrás, justo en el centro, un pequeño corazón brillante. Diría que me la compré de compulsiva y sería en parte cierto, pero por otro lado, debo decir que esta libretita tenía la impresionante cualidad que llevo buscando eones: tiene la mitad de la hoja "cuadriculada" (o sea, con rayas no más, rayada entonces), y el resto de la hoja es hoja en blanco. Y debe ser por la obsesión que tengo, y que al parecer muchas personas comparten, de tener miles de libretas, cada una más linda que la anterior, que encontrar una libreta que te abre a TANTAS posibilidades es una maravilla, y no pude evitar comprarla. Lo más maravilloso, es que he escrito, y he ahí mi excusa por tener el blog botado, para variar. Es bonito escribir y dibujar y pegar cosas ahí, pero hay que decirlo: hay cosas que no me gusta mostrarle al mundo, y hay otras, por el contrario, que si escribo en mi diario personas me hacen sentir tonta. No me gusta escribir como si le estuviera escribiendo a alguien, y cuando necesito esa ilusión de un expectador, llego aquí, humilde y arrepentida. Sé que esto tiene poquitas visitas, y que no mucha gente llega, pero aún así llegan, y sentir que cuando hablo, aunque sean nimiedades, es leído por cualquier persona, me hace sentir mucho menos sola de lo normal.